Muerte de niña del Sename de Chiloé: Red UC dijo que “no aplica ni ha aplicado criterios de selección basados en la condición social”

Desde la Red UC Christus se refirieron al caso de la menor Daniela Vargas, quien murió esperando un trasplante al corazón, luego de que la institución rechazó dejarla en lista de espera.

Representantes del centro médico descartaron que el rechazo haya sido por motivos económicos y dijeron que en la institución “la condición económica no significa un punto de entrada”.

“La red de Salud no aplica ni ha aplicado criterios de selección de sus pacientes basados en su condición social”, dijeron desde el centro.

Además, en el caso particular de la niña de Chiloé, plantearon que cuando el informe que le negó el ingreso a la lista de espera, se refirió a su “precariedad social, personal y familiar”, se referían a la ausencia de quienes pudieran hacerse responsables de su cuidado postoperatorio y no a su condición social.

La clínica reiteró que a Daniela no se le ingresó a la lista de espera de trasplantes porque no se se pudo acreditar que tendría los cuidados en el pre y post operatorio, al que calificaron como tan importantes como la operación misma.

“Si (esa etapa) es insuficiente, el paciente se muere, sino qué sentido tiene este esfuerzo”, dijo uno de los facultativos.

Tras hacer un recuento de los hechos, los médicos descartaron lo que informó la ministra de Salud, Carmen Castillo, que aseguró en CHV que el 1 de abril la niña entró a la lista de espera : “No es la información que tenemos (…) las autorizaciones no son necesariamente lo mismo que las condiciones” que se pedían para pasarla a lista de espera. A esa fecha, la niña ya estaba descompensada. Murió el 12 de abril.

Los médicos explicaron que a Daniela se le pidieron los mismos requisitos que a todos los candidatos a un trasplante. Entre ellos, que tuviera un cuidador casi exclusivo, con residencia en la Región Metropolitana, que la vivienda en que viva tenga ciertas condiciones de higiene, número de moradores y cierta calidad de la comida.

También, que existiera un hospital pediátrico de referencia y que el Sename se comprometiera a cuidarla sin límite de edad. No obstante, la clínica aseguró que nunca recibieron la carta con el compromiso del Sename, pese a que les habían referido que si se cumplían estos requisitos, ella podría ser reevaluada para entrar a la lista de espera.

“La precariedad personal, familiar y social en ningún caso se refiere a una decisión de criterios económicos, lo que habría sido una vulneración a los derechos de la vida” de Daniela, concluyeron.

Los profesionales resaltaron que un 70% de los trasplantes de órganos sólidos que se realizan en el centro son pacientes provenientes de Fonasa cifra que aumenta al 90% en los pacientes cardio pediátricos.

Cronología:

3 de marzo: En el marco de la petición de hospitalización y evaluación de Daniela, el Sename de Los Lagos indica a la unidad de trasplantes del Hospital de la UC, que puede hacerse cargo del post operatorio de la niña.

9 de marzo: Daniela ingresa al hospital de la UC.

26 de marzo: Comité de Etica de la clínica descarta la opción de ingresarla a la lista de espera. Indica que si cambian las condiciones, se podría reevaluar.

27 de marzo: La trasladan por tierra al hospital de Castro. Sename alega que no les dieron tiempo para contestar.

1 de abril: ministra de Salud, Carmen Castillo, asegura que en esa fecha se autorizó el ingreso a la lista de espera, pero que por su deterioro, no fue posible. Doctores de UC Christus afirmaron que no tienen esa información.

12 de abril: Daniela murió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Obra de K. Haring